Blog

Design is not just what it looks like. Design is how it works.

Steve Jobs

¿Qué es el IoT ?

Cuando hablamos sobre IoT, Internet de las cosas en castellano, lo que en realidad estamos haciendo es referirnos a una red de objetos cotidianos interconectados. Un ejemplo sería una nevera conectada a la red, que te informe de los productos que tienes en ella, las luces de tu hogar controladas mediante tu dispositivo móvil, el control de temperatura de la calefacción de tu casa, etc.

Pero aunque la teoría parece sencilla, su aplicación es mucho más compleja. No todos los objetos son inteligentes, ni electrónicos o identificados por radio frecuencia (RFID). Para hacer esto realidad es necesario trabajar con la nueva generación de aplicaciones de internet (protocolo IPv6), cosa que hasta entonces no era posible con el sistema actual de IPv4. De esta forma todos los objetos equipados con etiquetas de radio, por ejemplo, podrían ser referenciados por otros agentes como servidores centralizados, gestionados e identificados.

¿Qué es posible conectar a Internet?

En un futuro ideal desde el punto de vista del IoT, todos las cosas podrán, o estarán conectadas a nuestra red, permitiéndonos manejar desde nuestro pc, móvil o dispositivo conectado a internet, cualquier objeto cotidiano. Pero de momento, el Internet de las Cosas no ha llegado a todos los objetos. Actualmente se están empezando a conectar a la red aparatos electrónicos o inteligentes.

¿Cómo funciona?

Básicamente, el IoT está compuesto por una serie de redes de sensores y actuadores. Su forma más simple sería la de un pequeño microcontrolador conectados a sensores de cualquier tipo y con capacidad para comunicarse con el exterior.

Aplicaciones del Internet de las Cosas

Ejemplos de objetos conectados a la red hay muchos ya, pero los campos en los que más uso están teniendo son:

En tu hogar: sensores de temperatura que te permiten regular la calefacción, sistemas de alarmas, electrodomésticos conectados a la red, etc.

Industria: Cada vez más se está extendiendo el uso del IoT en las empresas. Ya se están empezando a conectar máquinas a la red que nos permitirán realizar controles de stock, notificaciones de problemas, avisos en casos de rotura…

Agricultura: Los campos de cultivos más bastos y modernizados ya están comenzando a monitorizar y automatizar sus procesos de.

En nuestra ciudad: Control del alumbrado público, gestión del tráfico, optimización del sistema de riego de los parques.

Componentes electrónicos: Dejamos para el final este grupo, puesto que obviamente los aparatos electrónicos son por sus características los más sencillos de conectar a la red. Aquí cabría cualquier tipo de objeto electrónico.

Impacto que está teniendo en nuestras vidas

El IoT ha supuesto un gran avance tecnológico para nuestra sociedad. A medida que los objetos y personas estén cada vez más conectados, menor será el salto existente entre el mundo real y el digital (mundo online). Pero siempre que nos enfrentamos a herramientas tan poderosas de control, monitorización e información, surgen dudas acerca de nuestra privacidad y el intrusismo en ella. Además estos objetos, por estar conectados a la red, son susceptibles de ser atacados como cualquier otro dispositivo conectado a la red.

Conclusión

Nos encontramos ante un mundo infinito de posibilidades que nos va a dar la capacidad de conectar cualquier objeto a la red y controlarlo mediante dispositivos conectados a Internet.